Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Venezuela: Restituyan Estado de Derecho y convivencia

Para Mauricio Rojas, doctor en Economía, profesor Adjunto de la Universidad de Lund (Suecia), Venezuela debe hacer los deberes más básicos para llegar algún día a plantearse el desarrollo, por ejemplo, restituir la convivencia cívica y el Estado de Derecho.

Rojas, ex diputado del Parlamento de Suecia, director de la Academia Liberal de la Fundación para el Progreso (Chile), es invitado especial de Cedice-Libertad, en el marco de los 25 años de la caída del Muro de Berlín. Cedice-Libertad, en alianza con la Red Liberal de América Latina (Relial) y la Fundación Neumann, se encuentra en Venezuela para hablarnos un poco de  La Tentación Totalitaria.

Al ser consultado sobre la situación de Venezuela, señaló que la renta petrolera ha sido una gran maldición para el país,  puede ser una bendición si los pueblos y sus gobernantes usan el petróleo con mucha sabiduría. Porque pareciera que es como que si una varita mágica hace bajar los recursos del cielo. Pero el gobernante se hace muy importante, se crea una sociedad rentista en la que existen unos que pueden más y otros que pueden menos. Lo que ha hecho el régimen actual es distribuir la riqueza hacia sectores populares, generando una base importante de gente contenta porque le llega dinero.

Indicó que en Venezuela existe la necesidad de reconstituir las bases más importantes que son: la convivencia cívica y el Estado de Derecho.

La destrucción institucional y de la civilidad en Venezuela son tan profundas, que hoy en día las bases de lo más elemental de una sociedad no existe y por lo tanto hay que reconstituirlas. Por lo tanto, el trabajo de los venezolanos es impedir que esta situación continúe y siga deteriorándose. Ojalá hubiese un sentido cívico, patriótico, la gente debe darse la mano y recomenzar, reconstituir el Estado de Derecho, el Estado debe ser transparente, decente, las instituciones tienen que funcionar. Pero además cualquier alternativa opositora al régimen actual tiene que plantearse una política social muy fuerte, en la cual se desarrolle el capital humano de la gente, fortalecer la capacidades productivas y distribuir oportunidades , expresó.

Pero además detalló que es importante usar la renta petrolera de una manera que no destruya al país  sino que impulse una economía abierta, competitiva, capital humano de primer nivel y dejar que la gente cree riqueza, porque de no ser así, aún con dinero se trata de un país subdesarrollado. Ser rico no es necesariamente desarrollado.

Recordó que en América Latina siempre ha estado la figura del caudillo  del mago como tentación y solución a los problemas de sus poblaciones.

Afirma que le llama mucho la atención del porqué mucha gente idealista adopta ideas que después llevan a terribles dictaduras, como la soviética, la china o la cubana  ¿cuál es la tentación? ¿Por qué se produce? ¿Cómo estos idealistas terminan transformados en terribles opresores de sus pueblos?

Contó: Estuve en Venezuela en el año 1971 y era una país el doble de rico que Chile y hoy en día es al contrario. Éste es un cambio muy sorprendente, recuerdo tener 21 años y llegar a Venezuela era como llegar un poco al progreso, a ver los coches americanos, había mucha riqueza.

Verse como enemigos no como ciudadanos

Señala que la transformación de Venezuela en un país dividido, sin Estado de Derecho, con una economía absolutamente destruida por la renta petrolera es terrible  no conozco en detalle, pero es preocupante que a un país le pase lo que le sucede a Venezuela. Chile vivió la experiencia de dividirse, caer en una situación de guerra civil mental entre su gente y ésa es una situación que siempre termina muy mal. Porque cuando en una país la gente se ve como enemigo y no como conciudadano, se produce la idea de que hay que destruir al otro .

Recordó que en el caso chileno se llegó hasta el golpe de Estado y un ejemplo de sociedad democrático terminó con 16 años más de dictadura,  Chile pagó un precio alto y luego del año 1990 los ciudadanos construyeron la civilidad, como les sucedió a los españoles con Franco. Cuando los países pierden lo más importante: el sentimiento de comunidad, amistad cívica, cuando pierdes eso, todo está perdido y lamentablemente lo que se ve de Venezuela es que se ha perdido eso y eso nos hace sentir pena y a la vez miedo sobre el futuro de Venezuela.

Confesó que le parece increíble que Venezuela, que ha sido un país con más recursos en América Latina que ninguno para desarrollarse, haya dilapidado su fortuna.  Los últimos 10 o más años con los precios del petróleo en US$ 100,00, termine con una sociedad dividida y enconada, que olvidó a sus pobres. Lo que ha sucedido son productos de instituciones que ya funcionaban mal durante la democracia normal. Pero hay que recordar que éste es un país con mucha tradición de caudillismo y dictadura.

MARLENE MONSALVE | NOTITARDE
CARACAS 03 NOVIEMBRE, 2014