Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Vida y aventuras del desfalco de FONDEN. Miguel Ángel Santos

Ahora que el gobierno ha prometido repatriar (esa es la expresión más adecuada) los dólares que aún existan en FONDEN y Fondo Chino para “fortalecer las reservas internacionales”, se me ha venido a la mente una anécdota de la campaña electoral 2012. Corría el mes de Junio de ese año cuando recibimos en el comando de Henrique Capriles una llamada de un tal Brian Ellsworth, un periodista freelance que había escrito un reporte para Reuters sobre el FONDEN.

Nos encontramos muy temprano en un café de Altamira. Según me contó, el y una periodista venezolana, Eyanir Chinea (no sé si me dijo entonces que eran pareja, o si yo he ido construyendo ese puente en mi memoria), se habían dado a la tarea de recoger y analizar todos los informes, menciones en Aló Presidente, presentaciones de reuniones del gobierno con banqueros de inversión, etc., relativas a FONDEN. Como resultado de esa minuciosa investigación, habían producido un documento para Reuters y querían ponérnoslo a la orden. Teniendo en cuenta que el fondo que ya para entonces había recibido más de cien billones de dólares no tenía (ni tiene) mecanismos formales de rendición de cuentas, el reportaje era la mejor aproximación posible, profuso en detalles, citas de documentos oficiales, y evidencia visual, a aquél hueco negro.

Brian pensaba, con toda razón, que había dado con su propia versión de Watergate. Brian y Eyanir se habían dado a la tarea de visitar los lugares que documentos y alocuciones oficiales mencionaban como receptores de dinero del FONDEN para evaluar el estado de las obras. Fue así como dieron con aquél cementerio de primeras piedras, que en el mejor de los casos no pasaban de un conjunto de cabillas y una obra mínima probablemente necesaria para solicitar segundos y terceros desembolsos. Allí está SERLACA, un consorcio de aluminio que había recibido 60 millones de dólares de FONDEN y otros 90 del Fondo Chino. Para finales de 2011 no pasaba de ser laminadora de aluminio abandonada, tras pasar 18 meses paralizada. Estaba también una supuesta fábrica de fertilizantes en Puerto Nutrias, que había pasado tanto tiempo abandonada que cuando Brian estuvo allí los lugareños debieron luchar a punta de machete contra la maleza para poder dar con la “piedra fundacional”. PULPACA, una procesadora de pulpa de papel a la que se habían destinado 530 millones de dólares en 2010 y de la que dos años después apenas había una valla frente a un terreno baldío con una foto de Chávez sonriente, risueño, indicando que ya se habían invertido 43 millones de dólares en “limpiar el terreno y construir dos galpones”. Y así sucesivamente.

Además de los innumerables desfalcos a nivel nacional, también habían dado con documentos oficiales que mencionaban desarrollos similares (probablemente con el mismo grado de expoliación) en otras latitudes. Sólo hasta 2010, el FONDEN presumía de financiar “iniciativas con el gobierno de la hermana República de Cuba” por 6.100 millones de dólares. Ese año, también se registraron 9 millones de dólares en casas prefabricadas en Guatemala, Bolivia, Cuba y Nicaragua; además de la compra de un edificio para uso diplomático por 46 millones de dólares. Por diseño, ninguna de esas operaciones fue discutida en la Asamblea Nacional, y sobre ninguna de ellas existe un resumen de cuentas o ejecución, ni evaluación alguna o inventario. La última vez que se reportó cuántos fondos se habían desviado a FONDEN (abril 2014) la cifra ya superaba los 116.000 millones de dólares.

Adicionalmente, desde FONDEN se cancelaban muchos gastos en bolívares. Los dólares se traían a la tasa oficial, pero no pasaban por el BCV. En el camino, alguien los vendía en el paralelo y se quedaba, según el caso, con el 60%-80% de los fondos. Según los asesores de la campaña, y no tengo elementos para juzgarlos, aquél tema no sería capaz de prender en la opinión pública. La corrupción no era una prioridad para la gente, les daba más o menos lo mismo que robaran, siempre en cuando se les resolvieran – o si diese la apariencia de resolver – algunos de sus problemas más urgentes.

Fue así como aquél documento cayó en el olvido, tras apenas alguna que otra mención en las concentraciones de la campaña, en donde se hacía alusión a la promesa no cumplida, pero no se caía en el hecho más grave: el dinero sí había sido erogado. Los mismos que diseñaron y ejecutaron ese enorme desfalco, sin duda entre los más grandes en la historia de América Latina (y mire que tiene competencia), nos prometen ahora sacarnos de él. Esta por verse. Habría que ver también si la cantidad de dólares que traigan, sobre la que en cualquier caso no cabría ser muy optimista, se la van a “vender” al BCV a cambio de bolívares frescos. Sería un descaro colosal, toda vez que cuando salieron del BCV hacia el FONDEN no tuvieron contrapartida alguna, y peor aún, se registraron como un préstamo en los balances del ente emisor.

MIGUEL ANGEL SANTOS | miguelangelsantos.blogspot.com
@miguelsantos12