• Sin héroes epónimos, sólo ciudadanos