Índice de Calidad Institucional 2022

Elaborado por Relial

Uno de los retos de las instituciones fuertes en los países es impedir que se perpetren abusos de poder con la excusa de “medidas extraordinarias” como las que se adoptaron en todo el mundo a raíz de la pandemia de COVID-19. Con esta reflexión, se resume el análisis realizado por el Índice de Calidad Institucional 2022 (ICI 2022), presentado por la Red Liberal de América Latina (Relial), de la que forma parte el Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad).

Esta nueva edición del ICI, además, hace un recuento de los últimos 15 años de difusión de este instrumento, concebido para medir la salud de las instituciones, entendidas como las “reglas de juego” que permiten el funcionamiento de una sociedad. Dichas instituciones son analizadas en el Índice, elaborado por el economista Martín Krause, quien las divide en dos grupos: instituciones políticas e instituciones económicas o de mercado, cada una de las cuales se subdivide en cuatro indicadores estudiados por diversas organizaciones internacionales.

En el primer grupo se encuentran el Estado de Derecho, la libertad de prensa, la percepción de la corrupción y la rendición de cuentas. En cuanto a las instituciones económicas, estas incluyen la competitividad global, la capacidad de hacer negocios y la libertad económica. Algunas de las organizaciones de las que el ICI obtiene la data están el Banco Mundial, Transparencia Internacional, Freedom House y el Fraser Institute.

De acuerdo con el ICI 2022, Venezuela se encuentra nuevamente en el último lugar de América Latina con las instituciones más débiles del continente, al estar en el puesto 180 de 183 países evaluados a nivel mundial. En palabras de Krause, a lo largo de estos 15 años “Venezuela estuvo siempre en la peor posición durante estos años y mucho más abajo no se puede llegar”.

El primer lugar de la región lo ocupó Chile (N°23 en el ranking mundial), mientras que la primera posición a nivel global le correspondió a Finlandia, un país de mucha fortaleza institucional.