El Presidente Maduro anunció la aprobación de Bs. 23.556.000.000, con la finalidad de elevar los créditos de adquisición y mejoramiento de viviendas que se ejecutan bajo los proyectos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) y Barrio Nuevo Barrio Tricolor (GMBNBT).

La ampliación de los montos para el acceso a los créditos que forman parte de la política de vivienda, quedaron de la siguiente forma:

  • Para adquisición se eleva de 500 mil bolívares a Bs.3 millones
  • Para autoconstrucción, de Bs.400 mil a Un millón
  • Para ampliación, de Bs.200 mil a 700 mil bolívares
  • Para mejoras, de Bs.150 mil a 500 mil bolívares.

Estos recursos son una adición del 1,5% al presupuesto para el 2016, por lo tanto representan créditos adicionales al presupuesto, aprobados directamente por el Ejecutivo mediante las facultades que le otorga la vigencia del Decreto de Emergencia Económica. Es decir, son créditos aprobados sin la autorización de la Asamblea Nacional.

Este tipo de medidas genera discrepancias entre el presupuesto acordado y el ejecutado por la Administración Pública y ante una crisis económica como la que está viviendo Venezuela, es importante mantener una administración moderada y apegada al presupuesto, el cual ha sido calculado con base en un precio del barril de petróleo de 40 dólares. Por lo tanto, los ingresos reales han sido hasta ahora menores que los ingresos esperados. En este sentido, cabe preguntarse si es lógico gastar más de lo presupuestado o ajustarse a los ingresos que la administración realmente ha recibido.