De acuerdo a expertos médicos de la Universidad de los Andes, el régimen de Maduro miente respecto a las cifras de contagios y muertes por Coronavirus en Venezuela. Mientras el tirano afirma que Venezuela sólo presenta a la fecha poco más de 200 contagios y sólo 9 muertos, tras haber realizado 139.282 test, médicos de Mérida denuncian casi 400 casos sospechosos de contagios, no atendidos por falta de camas, insumos médicos (mascarillas, guantes) ni personal experto. Maduro afirma la disponibilidad de 25.000 camas y los expertos médicos reportan menos de 100.

De acuerdo al Índice de Seguridad Sanitaria Global, Venezuela se ubica en el puesto 176 de 196 en el ranking de países, por lo tanto resulta imposible que el número de contagiados y muertos que reporta el régimen sea cierto. Siendo Venezuela el país con la inflación más alta en el planeta, los salarios más bajos de América Latina, escasez de 70% de insumos médicos y un sistema hospitalario en la misma situación que la década de los 60’ del siglo pasado, resulta poco creíble que sea el país con las cifras de menor contagio en la región.

Los médicos del estado Mérida reportaron la atención de 427 personas, de las cuales 378 mostraron síntomas de coronavirus, entonces si Venezuela tiene 23 estados y el comportamiento fuese análogo en el resto de ellos, los contagiados podrían ubicarse entre 8000 y 10.000 casos a nivel nacional, siendo más probable que el número de fallecidos sean los que se reportan como contagiados. Según el régimen, Venezuela ha hecho el doble de pruebas que Brasil y Chile, tres veces más que Perú, cuatro veces más que Colombia y siete veces más que Ecuador, lo que resulta incoherente en un país con una crisis humanitaria terrible previa a la pandemia.

De acuerdo a la ONG Médicos por la Salud, 70% de los hospitales enfrentan fallas por escasez de agua y cortes eléctricos y sólo el 30% de los médicos en los centros de salud son especialistas. Sin contar la escasez de gasolina, que limita la movilización del personal del salud en las principales ciudades del país, resulta obvio que la cantidad de contagiados y muertos por COVID-19 que reporta el chavismo está “reconvertida”.

La realidad es que la pandemia encontró a Venezuela con una contracción económica mayor al 50% en los últimos 6 años, escasez crónica de combustibles, una paralización casi total por fallas de transporte, persecución del régimen a la actividad privada y más de 5 millones de personas que emigraron a través de las fronteras. El Covid-19 sólo es la cereza que le faltaba al cóctel del desastre económico venezolano.

Elaborado por: Econ. Karelys Abarca
Observatorio de Gasto Público, Cedice Libertad

 twitter #AsíGastanTuDinero

Foto: Yuri Cortez/AFP via Getty Images