Mientras el 18.03.2016 el Ejecutivo promulgó el Decreto 2286 aprobando créditos adicionales por Bs. 121.613.240.772,00, el 05.04.2016 se publicó en Gaceta Oficial Nº 40.880 la distribución de dichos  recursos aprobados Lo anterior en el marco del Decreto de Emergencia Económica y sin consultar a la Asamblea Nacional.

La distribución aprobada es la siguiente:

sin-titulodqwqw

Estos recursos en un Estado de Derecho transparente deben ser solicitados bajo la figura de créditos adicionales y deben ser aprobados por la Asamblea Nacional ya que están fuera de los recursos aprobados previamente en la Ley de presupuesto de 2016.

Es importante recordar que los recursos utilizados para tales fines provienen del Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN) y de los recursos propios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT). Hasta los momentos no se conoce cómo el SENIAT puede tener recursos propios cuando esta institución tiene como función la recaudación de los fondos públicos, no su atesoramiento.

Si la administración púbica sigue bajo los efectos de este decreto de emergencia, se estaría generando un desorden administrativo que promueve la falta de transparencia en la rendición de cuentas de los fondos públicos. No es sano en un régimen fiscal permitir que el Presidente asigne recursos con plena discrecionalidad y pasando por alto a su principal contralor, la Asamblea Nacional.