Project Description

#VenezuelaEnCifras:

Hacia dónde va la Economía de Venezuela (Febrero 2019)

Con el objetivo de hacerle seguimiento a la evolución de la macroeconomía venezolana y de evidenciar su relevante vínculo con el gasto público, el Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad desarrolla los Reportes Macro-OGP, ofreciendo a la ciudadanía e influenciadores clave información valiosa y permitiéndole el monitoreo de estos indicadores. Asimismo ello permite a los usuarios medir el impacto de las decisiones de política económica en particular en el ámbito socio-económico, fortaleciendo una ciudadanía libre y responsable.

A continuación, se describe el comportamiento de diversos indicadores macroeconómicos en el mes de Febrero 2019:

VARIACIÓN INTERANUAL DEL PRODUCTO INTERNO BRUTO

En el Gráfico N.º 1 se muestra la variación interanual del Producto Interno Bruto (PIB) durante los cinco años que abarca la recesión. La contracción del producto fue de dos dígitos por quinto trimestre consecutivo, la mayor caída registrada sigue siendo en el tercer trimestre de 2016, cuando la actividad económica se contrajo 20,9%. El primer trimestre de 2018, el PIB disminuyó en 15,5%, cifra que es superior a la obtenida en diciembre 2017. A partir de junio, la caída de la actividad económica se intensificó al contraerse en 16,2%. Este comportamiento se acentuó durante el tercer trimestre, cerrando con un declive de la actividad económica de 16,9%. Por último, la contracción económica se mantiene en el último trimestre del año con una disminución de 16,7%. Con este resultado, Venezuela ha perdido alrededor de 45% de su producto desde que inició la recesión en 2014, convirtiéndose en el peor resultado de nuestra historia.

La razón principal de esta profunda contracción es el deterioro del aparato productivo del país, encabezado por el descenso de la producción y exportaciones petroleras. Además, las dificultades para adquirir divisas a la tasa de cambio oficial y la cesación de pagos de deuda externa han contribuido con este resultado. Sin embargo, la incertidumbre política y las presiones financieras tras las recientes sanciones a Pdvsa por parte de Estados Unidos complican aún más el panorama para el primer trimestre de 2019. Esto se debe a que los ingresos en divisas del Estado venezolano, así como el suministro de gasolina, insumos y diluyentes al país se verán limitados. Por ello, se prevé que esto provoque una fuerte contracción de la producción petrolera en los próximos meses, agudizando la recesión.

INFLACIÓN MENSUAL E INTERNAUAL

La espiral inflacionaria se intensificó durante todo el 2018, sobre todo, en septiembre, cuando la inflación alcanzó 256%. En términos interanuales, el tercer trimestre cerró con una inflación de 251.232%, alcanzando por primera vez los seis dígitos. Este resultado estuvo impulsado por el incremento de los servicios de educación tras el decreto de aumento salarial en 5900%.

A su vez, diciembre cerró con una inflación mensual de 129%, debido, en gran medida, al endurecimiento de los controles de precios que aún mantienen una inflación represada considerable, especialmente en alimentos y bebidas no alcohólicas. La inflación acumulada durante 2018 cerró en 506.001%, el mayor resultado de nuestra historia.

Para enero de 2019, la inflación mensual registró un nuevo máximo histórico de 270%, mientras que la variación interanual continuó acelerándose. Entre los factores que explican este resultado se encuentra, en primer lugar, el aumento del tipo de cambio paralelo durante las primeras semanas de enero, así como el drástico incremento que registraron los servicios de educación, debido, nuevamente, al decreto de aumento salarial. Se espera que la inflación continúe acelerándose en los próximos meses.

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES (MILLONES DE $)

En el Gráfico N.º 3 se muestras las exportaciones e importaciones en millones de dólares. Las primeras desaceleraron su caída, al contraerse en 16,6% en el 2018. Este declive no corresponde a una mejora en las exportaciones, el grave y continuo colapso de la producción petrolera ha pesado de manera importante en este resultado. La estabilización en los precios del petróleo venezolano durante el último trimestre ha sido insuficiente, puesto que aún sigue siendo contrarrestado por la baja producción petrolera. La industria necesita de grandes inversiones para empezar su recuperación. Inclusive, con un cambio político, es difícil pensar que el país consiga el capital para acometer estas inversiones en el corto plazo.

Por otro lado, también se muestra como las importaciones cayeron nuevamente en el 2018, cuando se contrajeron en 26%. Esto fue producto de los pocos ingresos que percibe el Ejecutivo por exportaciones petroleras, el bajo nivel de reservas internacionales y la imposibilidad de contraer nuevo endeudamiento ha obligado a reducir aún más el nivel de compras externas. Actualmente, las importaciones son tan solo una quinta parte de lo que eran en 2013. Para ver las importaciones recuperarse a niveles de 2012, es necesario reestructurar la deuda, obtención de ayudas internacionales e inversión nacional y extranjera.

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA (MILLONES DE $)

Para 2018 el flujo neto presentó un saldo negativo de 388 millones de dólares. Las entradas de capitales cayeron 46,5% respecto al año anterior, hasta ubicarse en 645 millones de dólares.

Por su parte, la inversión de nacionales en el extranjero disminuyó levemente (6%) y cerró el año en 1032 millones de dólares.

PRODUCCIÓN PETROLERA

Durante el primer trimestre, se producían en promedio 1581 mbd. Finalizando el segundo trimestre, la producción continuó descendiendo hasta 1456 mbd. En el tercer trimestre cayó a 1346 mbd. Ya para el cuarto trimestre, la producción de barriles había caído 19% respecto al último trimestre del año anterior, ubicándose en 1324 mbd.

En enero del 2019, según el último informe de la OPEP, la producción de crudo venezolano mejoró levemente hasta alcanzar 1488 mbd.

En el Gráfico N.º 6 se observa el precio de la cesta petrolera venezolana y el West Texas Intermediate (WTI) desde enero del 2013 hasta enero del 2019. Para enero del 2019, el precio de la cesta petrolera venezolana fue de $57,31, mientras que el WTI se ubicó en $53,79 incrementando sus precios respecto al mes anterior en 18% y 2%, respectivamente.

No obstante, el aumento de los precios del barril de petróleo no significó mayores ingresos petroleros para Venezuela, debido al alto deterioro de la producción de la industria.

DÉFICIT FISCAL 

El Gráfico N° 7 muestra el déficit del sector público consolidado como porcentaje del PIB desde 2010 hasta 2018. Las cifras desde 2012 en adelante son nuestras estimaciones. Los ingresos se calcularon utilizando la recaudación tributaria del Seniat y nuestras estimaciones del ingreso petrolero y otros ingresos provenientes de empresas básicas y el resto de empresas públicas; mientras que el gasto público se calculó utilizando la cifra del FMI.

Las cifras desde el 2016 hasta el 2017 se revisaron a la baja respecto a nuestro último informe. El déficit como porcentaje del PIB se acentuó en 2016, alcanzando 19,5%. Para 2017 el déficit fiscal cerró en 18,4% y en el último año se desaceleró ligeramente hasta alcanzar 15,3%. La leve mejoría del balance fiscal en 2018 se debe a la depreciación del tipo de cambio oficial que, pese a la caída de la producción petrolera, mejoró los ingresos petroleros. Sin embargo, nuestras estimaciones se hicieron bajo el supuesto de que solo una parte de dicho ingreso es percibido a la tasa de cambio oficial.

TIPO DE CAMBIO PARALELO

En el Gráfico N° 8 se observa la variación mensual e interanual del tipo de cambio paralelo, desde enero de 2017 hasta enero de 2019. El primer semestre del 2018 estuvo caracterizado por un incremento acelerado del dólar paralelo, donde registró una variación de 2957%. En este primer periodo, solo hubo dos meses en los cuales la cotización no aumentó en más de 100%. 

Mientras que el segundo semestre registró una variación mayor, de 6237%. Esto resultó en una mayor depreciación del tipo de cambio, llevando al alza la cotización en el 2018. La cotización del mismo cerró en 782 Bs.S./$, lo que implica un aumento de 70.181% interanual, respecto al año anterior.

Es importante destacar que a partir de noviembre su crecimiento respecto al oficial se suavizó. Por las restricciones al crédito y devaluaciones realizadas por las autoridades con el objetivo de controlar la inflación.

El crecimiento del paralelo en 2018 fue producto de diversos factores, pero los principales son: el crecimiento de los agregados monetarios, las múltiples medidas implementadas que profundizaron la contracción económica y presionaron los precios en el mercado de bienes y servicios al alza, y la caída de la demanda de saldos reales, común en condiciones hiperinflacionarias. Esperamos que los intentos por controlar el mercado paralelo continúen, en detrimento del sistema bancario y la economía real. Además, esperamos que el dólar paralelo retome su senda de crecimiento y que siga perdiendo poder de compra.

TIPO DE CAMBIO OFICIAL

En el Gráfico Nº 9 se muestra la cotización histórica diaria del tipo de cambio oficial desde enero de 2018 hasta la primera quincena de febrero de 2019.

Los primeros ocho meses del 2018 estuvieron caracterizados por un incremento acelerado del tipo de cambio oficial, pese a ello, este se vio superado por el crecimiento de la cotización en el mercado paralelo. En enero de 2018 el paralelo superaba en más de 30 veces la cotización de tipo de cambio oficial. Este ratio continuó incrementándose y, a pesar de las múltiples devaluaciones realizadas, la cotización del mercado negro continuaba superando a la cotización oficial.

Este comportamiento se mantuvo hasta la reconversión monetaria, donde una de las medidas fue una devaluación de 2300%, llevando la cotización oficial casi a la par del dólar paralelo. En los siguientes meses el paralelo continuó aumentando en mayor medida que el oficial; sin embargo, a partir de noviembre este patrón cambió. El dólar oficial aumentó en mayor proporción que el paralelo en los últimos tres meses, incluso, creciendo en diciembre y enero 5 y 2 veces, respectivamente. En este sentido, la cotización del primero superó a la del dólar negro.

La implementación y el fortalecimiento de encajes bancarios limitaron el crecimiento de la liquidez monetaria, que se traduce en mayores limitaciones crediticias para adquirir dólares en el mercado negro. Esto originó que el crecimiento del dólar paralelo se estancara y que el dólar oficial sobrepasara dicha cotización. Esto con el objetivo de manipular el paralelo con dos fines: controlar la inflación y evadir las sanciones financieras a través de la captación de divisas por canales oficiales.

REMESAS

El Gráfico N.° 10 muestra la evolución de las remesas entre 1998 y 2018 expresado en millones de dólares. Se observa que a partir del 2016 las remesas se ubicaron en 279 millones de dólares, presentando un incremento significativo en 73% respecto al 2015. En los años siguientes, este comportamiento comenzó a estabilizarse. Para 2017 las remesas se ubicaron en 289 millones de dólares y para el 2018 se encontraron en 297 millones de dólares, incrementándose en apenas 3%.

Históricamente se observa que el comportamiento de las remesas se ha visto afectado en los períodos de crisis en la economía. En la actualidad, el estado de la situación venezolana ha forzado el incremento de la migración de ciudadanos buscando una mejor calidad de vida en el exterior, trayendo como consecuencia el importante aumento en las remesas.

INTERESES CON PERÍODO VENCIDO Y EN PERÍODO DE GRACIA

La Tesorería Nacional mantiene veintidós pagos de cupones vencidos, los cuales suman en total $ 6.277 millones. La mayor parte de esta deuda recae sobre la República, que debe a sus acreedores $4202 millones divididos en catorce bonos; mientras que la petrolera estatal adeuda $2075 millones distribuidos en ocho bonos.

A su vez, existen tres bonos en período vencido que suman en total $ 2.702 millones.

Por último, existen seis pagos de intereses en período de gracia de los cuales cuatro son de la petrolera estatal y dos de la República. La suma de los compromisos en periodo de gracia asciende a $ 2.405 millones.

CRONOGRAMA DE DEUDA (FEB-2019)

Para febrero la República debe cancelar el cupón del Global 2022 y 2031, mientras que Petróleos de Venezuela debe los intereses del Pdvsa 2022 (12,75%). En total los compromisos de deuda suman 633 millones de dólares.

Copyright © Cedice Libertad. 2019.

Estos estudios especiales forma parte de una serie de publicaciones de; Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad y Econométrica IE, C.A., empresa de información y análisis económico y financiero que utiliza datos estadísticos e información proveniente de fuentes oficiales, públicas, y otras, para la elaboración de sus reportes.