El régimen desde su instauración atentó con una de las cualidades principales que ha de tener un gobierno: “la transparencia” afectando todos los ámbitos.

Desde el año 2015 no se publican la “memoria y cuenta” de, aproximadamente, un centenar de ministerios que están bajo la jurisdicción del régimen, lo cual no permite a los ciudadanos poder visualizar lo que hacen o a qué destinan los recursos monetarios que provienen del pago de los impuestos, y es que en ellos el cambio y la inestabilidad a nivel institucional es lo que predomina.

En el mes de diciembre del 2019, se presentó ante la Asamblea Nacional Constituyente por la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez, el Presupuesto Nacional del año fiscal 2020 aprobado en G.O N.º 41.781 por la cantidad de 252,18 billones de bolívares o equivalente a 5.439 millones de dólares.

Según sus cifras, ya que a detalle no se conoce, aproximadamente el 76%, es decir 4.079,25 millones de dólares estaría destinada a la inversión social y desarrollo productivo, integrado por 404 proyectos trabajando en menos de una decena de aspectos sociales y económicos.

Para enero del presente año, el constitucionalista Andrés Eloy Méndez, presidente de la Comisión de Economía indicó que el Ejecutivo Nacional prevé endeudarse por 1,2 millardos de dólares, con el fin de mejorar el Sistema Eléctrico Nacional y un endeudamiento de 200 millones de dólares, para terminar Termozulia I y II.

Lo anterior, en el marco del apagón que afectó a más de 28 millones de venezolanos en el mes de marzo. Sin embargo, fue hasta un año después que se pudo conocer con “certeza” como sería el endeudamiento por parte del gobierno para este nuevo año fiscal.

En Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.496, con fecha 17 de diciembre de 2019, se publicó a través de la Asamblea Nacional Constituyente la “Ley Especial de Endeudamiento Anual para el Ejercicio Económico Financiero 2020”, en la cual se “establece el monto máximo de endeudamiento que podrá contraer la República en el ejercicio económico financiero 2020, atendiendo a lo previsto en el Marco Plurianual del Presupuesto y a las políticas financieras y presupuestarias…”

“Para el ejercicio económico financiero 2020, se estima un monto máximo para la contratación de operaciones de crédito público destinadas al financiamiento de proyectos: Noventa y Dos Billones Ochocientos Ochenta y Nueve Mil Ochocientos Cuatro Millones Veintisiete Mil Cuatrocientos Cincuenta y Nueve Bolívares (Bs.92.889.804.027.459,00).

Por otro lado, “(…) para el desembolso de operaciones de crédito público destinadas al financiamiento de los proyectos es de Cincuenta y Dos Billones Cuatrocientos Ochenta y Siete Mil Setecientos Sesenta y Cinco Millones Ochocientos Sesenta y Siete Mil Cuatrocientos Cincuenta y Nueve Bolívares (Bs.52.487.765.867.459,00)”

Con algo que no contaba ninguno de los países de la región, fue la pandemia mundial que desde diciembre del 2019 se gestaba en China. Por lo tanto, si bien esto pudiera ayudar a dar un bosquejo de como se desarrollará el gasto público y la futura expansión de la liquidez monetaria, produciendo así mayores presiones inflacionarias en la economía venezolana, por experiencia de los créditos adicionales se aprueban entre los meses de septiembre a diciembre del año fiscal, sabemos que habrá un desembolso al Ministerio de Salud, pero con total desconocimiento de un monto aproximado, ya que no estaba previsto en los planes.

Es importante destacar como el 29% de lo presupuestado para el endeudamiento de este año 2020 está destinado al Ministerio de Energía Eléctrica, seguido por el de Economía y Finanzas (19%) y el de Planificación (15%), y no a la salud precisamente.

En el siguiente gráfico interactivo se visualizan los créditos adicionales otorgados por el Ejecutivo Nacional a los diferentes Ministerios y organismos del sistema político venezolano.

 twitter #AsíGastanTuDinero

Elaborado por:
Eliezer Figuera
Observatorio Gasto Público, Cedice Libertad