Ocho metas y un milenio, ¿cuánto se logró y qué quedó pendiente?

Ocho metas y un milenio, ¿cuánto se logró y qué quedó pendiente?

 

Ante el inicio de una nueva era, en 2000, la ONU estableció ocho objetivos a cumplirse para 2015. Pobreza, educación, salud, medio ambiente y desarrollo figuran entre los temas. ¿Cuánto se logró y qué quedó pendiente? La confrontación de datos entre autoridades, ONGs y universidades retratan al país.

No era un simple año nuevo, ni una década, sino el inicio de un milenio, algo que muy pocos en la historia han podido protagonizar: ¡El año 2000! La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo consideró el momento idóneo para luchar por un mundo mejor, más pacífico, más próspero y más justo.

Representantes de 189 países miembros, entre ellos Venezuela, convinieron establecer los conocidos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), un compendio de metas resumidas en ocho propósitos que debían ser cumplidos para 2015: Erradicar la pobreza extrema y el hambre, Lograr la enseñanza primaria universal, Promover la igualdad entre géneros, Reducir la mortalidad infantil, Mejorar la salud materna, Combatir el VIH-Sida y otras enfermedades, Garantizar el sustento del medio ambiente y Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

El año pasado, 2015, fue la fecha límite para el cumplimiento de los ODM, y para la actualidad, las cifras han comenzado a salir a la palestra: ¿Cuánto se logró y qué quedó pendiente?

De acuerdo con la ONU se cerró con grandes avances, pero también con áreas en las que los progresos han sido insuficientes. Pese a los logros, más de 1.200 millones de personas aún viven el flagelo de la escasez en el mundo.
En este objetivo, Venezuela tiene una confrontación de conclusiones. Luisana Melo, ministra de Salud, declaró que la pobreza se ha reducido a 5% y que 90% de los venezolanos come tres o más veces al día.

Al respecto, Susana Raffalli, asesora en seguridad alimentaria y exmiembro de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), señaló que “la data ofrecida por Melo es de 2013 —cuando la FAO premió a Venezuela por reducir el hambre a la mitad-—con una producción de 2.400 calorías por persona”.
Sin embargo —agregó— el índice en la última década se modificó dos veces porque solo ofrece datos de un consumo aparente.

La última encuesta de condiciones de vida (Encovi), indicó que para 2015 el 84,4% de los hogares se encontraba en pobreza y que a 87% de los encuestados el dinero no les alcanzó para su alimentación. Reveló además que 12,1% dejó de comer una o dos veces al día.

Según Maritza Landaeta, directora de Fundación Bengoa para la Alimentación y la Nutrición, Encovi reveló un deterioro significativo de la situación nutricional, en especial en rubros importantes de la dieta básica del venezolano, como las proteínas (pescado, carne, pollo, huevo y leche). “El 40% de lo que se ve en el plato está compuesto solo por cereales (harina y arroz). Esto significa riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas como obesidad y diabetes”, dijo.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs) registró, en mayo de 2016, 172 protestas en rechazo a la escasez y desabastecimiento de alimentos, cifra que representa 320% más con respecto a igual mes de 2015. El presidente venezolano Nicolás Maduro Moros aseveró: “Se ha defendido el salario. Solo en un año establecimos un sistema de protección trimestral de salario y ha habido cuatro ajustes”.

El fallecido presidente Hugo Chávez siempre destacó la importancia de los ODM y en 2010, el entonces embajador de Venezuela ante ONU, Jorge Valero, declaró que se había cumplido con la mayoría. Los indicadores fueron cambiando y ya en 2013, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) concluyó que sería imposible cumplir con la mayor parte.

La ONU también puso sobre la mesa los progresos en mortalidad infantil,  escolarización y lucha contra enfermedades como sida y malaria. Luisana Melo informó que la tasa de mortalidad infantil en Venezuela durante 2015 fue de 14,79 por 1.000 nacidos vivos (NV), constatándola con 21,38 en 1998.

Los exministros de Salud José Félix Oletta, Carlos Walter, Pablo Pulido y Rafael Orihuela emitieron una carta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, denunciando que Melo omitió informar que la tasa de mortalidad infantil nacional, acumulada hasta en 2016 alcanzó la cifra de 18,61 por 1.000 NV, tal como aparece registrada en el boletín epidemiológico oficial (no divulgado)

Sobre la enseñanza primaria universal, la ministra Melo, enfatizó que se había incrementado, pues hay más posibilidad de cursar estudios, detallando cifras de acceso a la educación.

Olivia Lozano, legisladora por el estado Bolívar, denunció que la deserción escolar aumentó debido a que las madres tienen que llevar consigo a sus hijos a hacer cola en búsqueda de alimentos y que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) es  ineficiente y no abastece.

Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos) señala que, aunque se alcanzó la mayor cifra de planteles operativos (27.626), siguen siendo insuficientes para incluir a todos los estudiantes y que solo uno de cada tres venezolanos se encuentra incluido en un proceso educativo.

En materia de VIH, Melo aseguró que no hay déficit. En contraste, Jhonatan Rodríguez, fundador y presidente de la Organización StopVIH, una de las 38 organizaciones venezolanas  vinculadas a la protección y asistencia a personas con VIH y sida que  suscribieron un comunicado dirigido a ONU, denunció que las nuevas infecciones  por VIH y en particular la mortalidad por causas asociadas al sida han avanzado 70%, de acuerdo con las cifras oficiales disponibles. Tampoco hay planes educativos de prevención,  escasean preservativos y reactivos para diagnósticos.

En el ámbito del medioambiente, la ONU destaca el problema del calentamiento global. Las emisiones de dióxido de carbono en el mundo se han incrementado en más de un 50%, y la escasez de agua afecta ya al 40% de la población.

Encovi apunta que 81,3% de los hogares venezolanos dispone de acueducto, pero el 38,4% no tiene servicio continuo de agua.

El viceministro de Planificación Económica de Venezuela, Santiago Lazo, consideró públicamente que la respuesta a esa interrogante es compleja porque “no se trata de un bloqueo abierto, sino de estrategias subjetivas que tienen impacto político y, por lo tanto, también económico”.

Las autoridades se quejan de que los datos en contra son de ONGs y universidades más no oficiales, y las ONGs y universidades resienten que han tenido que salir a hacer estudios porque las autoridades no publican cifras oficiales.
Entre tanto, la ONU sigue en búsqueda de un mundo mejor y aprobó, más precisos y exigentes, los ODM para 2030, entre los cuales figuran: hambre cero, cobertura sanitaria universal, educación completa, gratuita, equitativa y de calidad; agua limpia, energía asequible, trabajo decente y crecimiento económico, reducción de brecha entre países ricos y pobres, paz, justicia e instituciones sólidas.

Fuente: Panorama

2019-01-25T00:16:12+04:30

DESDE EL BLOG

CEDICE LIBERTAD

Av. Andrés Eloy Blanco (este 2) Edif. Cámara de Comercio de Caracas Nivel Auditorio, Los Caobos, Caracas

Phone: +58 (212) 571.33.57