• La existencia de instituciones sólidas también ayuda a restringir al poder